No es Magia

IMG_0812Nada sobre el nacimiento es magia. No hay una fecha mágica, no hay un número mágico, ni dilatación magia, ni un peso o estructura ósea magia. ¿Cuándo las mujeres dejaron de confiar en su propio cuerpo, su propio poder dado por Dios para dar a luz? Muchas personas dudan de mi filosofía básico lo cual es el cuerpo de una mujer sabe cómo dar a luz. Hoy en día, cuando algunos padres se les da una fecha de vencimiento, salvo que el bebé ese día. Una fecha probable del parto es más como un mes probable. No hay prisa, no hay ninguna mujer que quedó embarazada para siempre. Una mujer va a entrar en el trabajo, va a nacer un bebé. Nadie tiene que salvar a una mujer de su propio cuerpo increíble y saludable. ¿Cuándo las mujeres decidieron que necesitamos una persona externa para salvarnos de nosotras mismas? Si el bebé no está llegando, el bebé no está listo. Tal vez la madre tiene que caminar un poco, tal vez ella necesita un poco de amor y besos de su pareja? Tal vez sólo necesita un poco de privacidad y un baño para relajarse y permitir que su cuerpo hace lo que se hizo fue hacer.

Tener un bebé duele. Duele en una manera profunda. Algunas mujeres se sienten solo poco o ningún dolor durante el parto, pero eso no es la norma. Las mujeres que tienen ceceares duelen durante semanas (con el dolor de la cicatriz dura años). Cualquier forma de nacimiento que elija es doloroso. Pero el dolor de parto, el dolor de las contracciones es el poder de la mujer; nuestros cuerpos son tan masivamente poderosa que puede crecer un ser humano y lo entregarán a el mundo. Nuestra útero se extiende más de 10 veces su tamaño de antes el embarazo. Nuestras vaginas se estiran para acomodar la salida de una persona de hasta 5 kilos. Nadie tiene que cortarla para hacerla más grande. Nada en el mundo supera a la capacidad del cuerpo de una mujer para moldear y cambiar para la procreación de la especie.

El labor prodrómica es contracciones que duran días, incluso semanas alrededor de la fecha probable del parto. Esto es normal. Usted no está en el trabajo de parto activo. No hay necesidad de ser admitido porque su cuerpo está practicando. Esta es su bebé y su cuerpo preparándose para el trabajo del parto. Tal vez la cabeza del bebé se inclina un poco hacia un lado, tal vez esta deshidratada la madre o tal vez tiene un bloqueo mental o un miedo. Nada que un poco de tiempo no se puede arreglar. Nada que un poco de platica, agitación con el rebozo y la paciencia no puede ayudar. No hay necesidad de ir más allá de nosotras mismas, o más allá de nuestras cuerpos para dar a luz a nuestras bebés.

Sí, es lógico que los bebés y las madres no siempre tienen excelentes resultados. Hay un lugar de parto por cesárea. Se salvan vidas cuando sea necesario. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el 15% de los nacimientos (máximo) debe ser cesáreas. No el 85-95%, como actualmente en Mérida. No 33% como en los Estados Unidos. Más mujeres mueren durante la cirugía abdominal mayor que un parto en casa. Y eso es una estadística internacional. Y no es solo más complicada por la mama, si no también el bebé sufren complicaciones al nacer con medidas que no sean aquellos que han nacido de forma natural, en casa.

El hospital no es un lugar mágico en el que usted está finalmente a salvo de los peligros de un nacimiento. Cuando usted está dando a luz en el hospital y se toma la decisión de tener un parto por cesárea, el médico tiene que llamar al anestesista, pediatra, todo el equipo quirúrgico, a entrar en el hospital. Cuando usted está dando a luz en casa, y la necesidad de un parto quirúrgico se hace evidente, el equipo esta notificado mientras está siendo conducido al hospital.

Las mujeres que han tenido cesáreas antes, las mujeres que llevan al bebé de quienes se ven un poco gordito o un poco flaco o quienes están sentados, mujeres quienes se rompen el fuente antes de comenzar las contracciones, o que tienen contracciones de preparación antes de su fecha probable de parto, o las mujeres quienes entran en el trabajo de parto en momentos inconvenientes de del día, se les miente, asusten, y intimidan y hasta que tienen su cesárea. No hay otra área de la medicina donde un médico puede abusar de su paciente, decir mentiras, dar medicina sin pedir permiso, hacer un corte en su parte privada sin pedir permiso o fuerzan sus pacientes o ignora los deseos de sus pacientes y no tener consecuencias.

No se trata de una tema cualquier. No es “la moda” tener parto natural o humanizado. Si el embarazo, el parto o el parto en casa eran tan aterrador y peligroso, ¿cómo la población del mundo crece antes de hace 30 años cuando la comunidad médica se obsesionó con el parto quirúrgico? Si la leche materna es tan mala y no suficiente para nuestro bebé, ¿qué hizo el mundo hacer antes fórmula, hace 30 años? Cuando se volvieron deficiente el cuerpo de la mujer? ¿Cuándo nuestras cuerpos olvidaron cómo dar a luz y alimentar a nuestros bebés? Somos la magia, somos el poder.

Share This

sarathemidwife